SIN TROMPO DE PONER

SIN TROMPO DE PONER
COMPRA TU LIBRO AQUI PULSA
Loading...

OJOS LLENOS DE ABRIL

OJOS LLENOS DE ABRIL
PULSA LA IMAGEN PARA COMPRAR

SIN TROMPO DE PONER


"Los escritos de Paul Paniagua subliman el espíritu, conquistan la alegría, y nos hacen ver la vida con humor y optimismo... Desde el título, Paul Paniagua nos penetra en un espacio lúdico, inspirado en los juegos de trompos. Para el autor, el texto es una métafora de la vida.Es un liSbro original que atrapa al lector.. Estos textos hiperbreves no se pueden leer con el ceño fruncido, sino una una amplia sonrisa. " Dra. Mara L. García BYU

"Mis textos descubren el misterio de la vida, las cosas, y aún hasta en una toalla vieja o inodoro cualquiera, se desenmascara la ocasión de reír y llorar. Espero que mis textos enseñen a enfrentar la vida sin miedo; no hay razón para no ser feliz en ella. No hay excusa para no serlo ni trompo de poner alguno que tenga que pagar por nuestras culpas". Paul Jr Paniagua


SIN TROMPO DE PONER



EL INODORO


El inodoro irrumpe en protesta. Se estremece de llanto. No acepta su terrible destino. Solloza. Traga de todo. Anticipa saldar cualquier cuenta pendiente. No se da por vencido. Sufre acoso moral. Le resulta absurdo contemplar el suicidio. No se acobarda. Sigue de pie resoluto.


Saturday, February 6, 2010

SIN FRONTERAS

Los codos son dos. Pero pudieran ser más, si incluyéramos las rodillas, los nudillos de los dedos y los pies, los tobillos,  inclusive a algunos de mis hermanos, conocidos, y por supuesto, a esa linda   gente de Monterrey, México. Y,¿ por qué no?, a mi compadre Juan que se rehusa siempre a pagar las cuenta en el restaurante cuando me invita a comer sopita aguada de codos  o atún con codos, aunque este es español.

Pablo Jr. Paniagua
Copyright 2010
Orange County, USA

Thursday, February 4, 2010

PARA MUSICOS Y OTROS NO EXENTOS

El hipnotismo de la guitarra es tan, tan profundo que no hay quien escape de sus embrujos.


Pablo Jr. Paniagua
Copyright 2009
Orange County, USA

El CH'ULWITZ

TE WITSETIK MERO KUXUL

De cómo nacen los cerros en Chiapas

A Silvia Molina

EL Ch'ulwitz no es un cerro como dicen todos, es sólo una apariencia. El Ch'ulwitz es una cobija enorme de tierra café y musgo con la que se cubre el tata Jupanchac todas las noches cuando tiene frío. Yo sé que el tata calienta con ella a su vieja cuando llegan las aguas y se queja del dolor de huesos. Allí por debajito, aunque nadie lo sepa, si te acercas al Ch'ulwitz y le levantas la falda con cuidado, verás al tata tomado de la mano de su amada. Allí está, siempre feliz, siempre fiel, mirando las estrellas del ocaso. Ayer que fue verano, pasaron los dos por el caserío de San Juan Chamula haciendo montañas entre retumbos de tierra y polvo.


Cuentos de San Cristobal
Copyright 2009
Orange County, USA