SIN TROMPO DE PONER

SIN TROMPO DE PONER
COMPRA TU LIBRO AQUI PULSA
Loading...

OJOS LLENOS DE ABRIL

OJOS LLENOS DE ABRIL
PULSA LA IMAGEN PARA COMPRAR

SIN TROMPO DE PONER


"Los escritos de Paul Paniagua subliman el espíritu, conquistan la alegría, y nos hacen ver la vida con humor y optimismo... Desde el título, Paul Paniagua nos penetra en un espacio lúdico, inspirado en los juegos de trompos. Para el autor, el texto es una métafora de la vida.Es un liSbro original que atrapa al lector.. Estos textos hiperbreves no se pueden leer con el ceño fruncido, sino una una amplia sonrisa. " Dra. Mara L. García BYU

"Mis textos descubren el misterio de la vida, las cosas, y aún hasta en una toalla vieja o inodoro cualquiera, se desenmascara la ocasión de reír y llorar. Espero que mis textos enseñen a enfrentar la vida sin miedo; no hay razón para no ser feliz en ella. No hay excusa para no serlo ni trompo de poner alguno que tenga que pagar por nuestras culpas". Paul Jr Paniagua


SIN TROMPO DE PONER



EL INODORO


El inodoro irrumpe en protesta. Se estremece de llanto. No acepta su terrible destino. Solloza. Traga de todo. Anticipa saldar cualquier cuenta pendiente. No se da por vencido. Sufre acoso moral. Le resulta absurdo contemplar el suicidio. No se acobarda. Sigue de pie resoluto.


Wednesday, February 15, 2012

MUJER


Imaginemos esta mujer sin su Dios 
en un nubarrón de aire tendida mortal
aterrizando de bruces
Digamos que sí viene de un vientre
Que su alma existe por la berruga natal
que la ata al cosmos
La delata su cuerpo exquisito.

Absurdo que exista
¿Cómo?
Existe.....
porque la estoy mirando
mil veces en su dorso fatal
De frente al abismo del sol

Vemos que su cuerpo es el lis y la tierra.
Que sus rulos son oro
y que su espalda Dantesca
Y sus ojos el numen del cielo
Y que todo lo es ella
Por que no hay otra mujer
y no puede haber nadie más
sino una mujer

Confirmo que sus ríos son los mares
y las flores el beso
y su alma el haikú con el que tanto
respiro en harem de luceros
Lagar del respiro del verso

Se escurren sus manos fantasmas
en un pecho que busca las tuyas
Leo en ellas secretos
que esconde el alma
Es imposible descubrirte al mundo
con solo dos manos
Necesito mis labios
Mi boca
Mi alma
Yo lo confieso



www.facebook.com/sintrompodeponer


DE VEnTA
www.palibrio.com


Paul Paniagua
Réquiem del Amore
Copyright 2012

Friday, February 10, 2012

ENTREVISTA CON PAUL PANIAGUA




Una entrevista con Paul Paniagua
Dra. Mara L. García
Brigham Young University

Breve reseña biográfica

Pablo Paniagua nació en Michoacán (México) y emigró a California (EE.UU) a los 16 años de edad. Obtuvo su licenciatura en Literatura hispanoamericana en la Universidad Estatal de California, Fullerton en 1989. En 1992, recibió una Maestría en Arte, con énfasis en Literatura hispanoamericana de la Universidad de Brigham Young, Provo, Utah, EE.UU. Publicó su primer libro, Sin Trompo de poner, en diciembre de 2011 y actualmente está terminando sus libros: Réquiem del Amore (poemario) y la traducción al inglés de su libro Sin Trompo de poner. Estudió poesía con el escritor chileno Gonzalo Rojas y contribuyó como estudiante en la primera edición de la revista literaria,“La Marca Hispánica”. Ha escrito cuentos, micro cuentos y poesía en revistas literarias. Ha dado servicio en causas humanitarias, como su reciente participación en el Libro Solidario para Haití. Ha enseñado español en Brigham Young University, Rancho Santiago College y Fullerton College. Fue maestro de inglés y ahora trabaja como educador a nivel superior.

Entrevista

Mara García: ¿Cuando empiezas a escribir y cuál fue el detonante que te motivó a hacerlo?

Paul Paniagua: Comencé a escribir en 1991, mientras leía el libro de Rosario Castellanos Ciudad Real. Ese libro de cuentos chiapanecos despertó una necesidad en mi corazón por abogar a favor de la justicia social, en defensa del indio Tzeltal y Tzotzil. El carácter social y comprometido de los escritos de Rosario Castellanos, describían una realidad cruda y punzante, que me hizo pensar en lo despiadado que puede ser el hombre. Como resultado de esos sentimientos, se gestaron mis primeros micro relatos, en contra del maltrato del pueblo Chamula. Todo esto, por supuesto, pre-subcomandante Marcos y el ejército Zapatista. Estos textos hiperbreves ya planteaban una crítica y autocrítica de nuestra conciencia nacional y forman parte de Sin Trompo de poner en su sección de cuentos revolucionarios.
También, me inspiraron los micro relatos del escritor mexicano Guillermo Samperio, de su libro Gente de la Ciudad. Yo estudiaba mi maestría cuando lo conocí en 1991, en Brigham Young Universty, Provo, Utah EE.UU. Todo esto fue el detonante que me convertiría más adelante en escritor. Aún cuando me he dedicado de lleno a la enseñanza por casi 20 años, siempre abrigué el deseo de retomar la ficción. Fue en el año 2009 después de una invitación tuya que volví a escribir. ¿No sé sí lo recuerdes? Gracias por regresarme a este camino ya una vez olvidado por mí..

MG: Claro que lo recuerdo. Te invité, ya que tú escribías cuando cursamos la Maestría en literatura con el escritor, ya fallecido, Gonzalo Rojas. ¿Qué representa el acto creativo para ti y cómo elaboras tu obra?

PP: Mayormente es un proceso orgánico.  Es un tiempo de nacer, de crear, de inventar, de darse golpes de pecho, topes en la pared, de hacer lagartijas, "jumping jacks", de provocar, transformar, reinventar, y de iluminar el mundo con sus rayos de sol en un día tempestuoso. 
Podría deci que escribir es la invención de la invención como lo diría, el poeta Gonzalo Rojas. Elaboro mi obra jugando con la palabra, experimentado, descubriendo sus misterios; y por supuesto, observando y riéndome de todo. Muchas veces, mi obra se escribe por sí sola. Te parecerá raro, pero a veces mi numen me dicta las palabras en el sueño entre la subconsciencia y la consciencia.

MG: Da la impresión que estuvieras creando todo el tiempo.

Siempre tengo algo con que escribir a mano aun cuando duerma. Por ejemplo, ayer al despertar a las 4am. se escribió este texto en mi mente: "Su desfachatez era desconcertante/ Su capitalismo insuperable/Devoraba incontenible/Bosques, y ciudades/ De un bocado /A mordidas/ moría su cuerpo." Sólo tuve que titularlo "Saqueo", pensando en la destrucción de nuestro planeta. Hay ocasiones, en que los textos no me permiten jugar, no puedo hacer nada con ellos; son lo que son. Se me revelan ya finalizados. Mi libro Sin Trompo de poner tiene algunos así.

MG:¿Cuál es la columna vertebral y la temática en tu obra?

PP: En realidad nada se escapa. Lo más insignificante es lo más significativo. Me gusta ser un observador del mundo y su circunstancias. Por ejemplo, la toalla del baño con sus múltiples amoríos e infidelidades, el inodoro de pie resoluto, el astrólogo y el lunar detrás de la oreja de Aries, la uña y el dedo gordo del pie, las orejas, etc. Todos ellos, sienten, viven, forman parte del mundo y cuando duele la uña, duele todo el cuerpo. Todos tienen motivos por qué vivir y algo qué contar. Me encanta descubrir los misterios que se esconden en las cosas y mirar todo con una perspectiva, digamos oblicua por no decir cuadrada, jeje. Dentro de la poesía amo el escribirle a la mujer. Mi numen es ella. Mi temática se centra en ella, su amor, el desamor y su locura. Ella es la redención de la redención. Sin ella no hay versos.

MG: Para muchos poetas la mujer ha sido el detonante de su creación. Otros elementos presentes en tu obra son el humor y la ironía. ¿Es algo adrede o no?

PP: No, y sí. Dentro de la narrativa, me encanta trabajar el humor y la ironía en su infinidad de matices. Me resulta difícil contar algo sin provocar al lector. Sé que si no disfruto mis textos, mi lector tampoco lo hará. Pero el humor se descubre en las cosas y este mismo desenmascara mi alma como escritor. En realidad todo tiene comicidad. Se da por sí solo. La ironía te permite contarlo adrede con palabras, como dices. Creo que mi poesía y narrativa a pesar de tener temáticas y ser estructuralmente diferentes, hilvanan sus almas con sus versos. Mis microrelatos también revelan su música, su ritmo, su síncope, su tiempo, sus melodías; sí, su canto. De allí que mi libro se presenta como un extenso texto poético.

MG:- Tengo conocimiento que escribes obra creativa desde que eras muy joven, especialmente poesía. Ahora nos entregas un libro Sin trompo de poner, donde el contenido básicamente son micro cuentos con algunos poemas. ¿Cómo se gestó este libro?

PP: Sin Trompo de poner, nació en la red social. Allí lo fui presentando y escribiendo. Esto me dio la oportunidad de considerar la opinión de mis lectores. Siempre he estado interesado en la crítica literaria, especialmente aquella denominada Reader Response, donde se le da al lector la oportunidad de participar en la obra creativa. Es decir, que el lector llena con ideas e imágenes esas lagunas textuales que el mismo texto postula. Este libro, es el resultado de esta colaboración mutua. Se fue dando a partir de esa simbiosis. Diría que hasta cierto grado, mis lectores, fueron co-creadores y participantes de su elaboración. Juntos moldeamos este libro.

MG: Háblame un poco de la estructura del libro Sin trompo de poner.

PP: Sin Trompo de poner se compone de siete capítulos; entre ellos: "Partes del cuerpo", "Relaciones Humanas e Inhumanas", "Filosofías y Religión ", "Prendas, Artefactos, Animales e Insectos", "Cuentos Infantiles", "Cuentos Revolucionarios", etc. Lo arman un total de 90 micro cuentos y un poemario. En realidad Sin Trompo de poner son siete libros en busca de un escritor. Quiero decir que estos capítulos darán nacimiento a siete libros adicionales en los que ya estoy trabajando. Réquiem del Amore será el primero de ellos y se publicará este año como un poemario que nace de su madre libro, Sin Trompo de poner.

MG: ¿Qué escritor(es) han influenciado en tu obra?

PP: En mi juventud tuve un maestro que me enseñó a amar la poesía. Recuerdo que en ese tiempo, él escribía o se publicaba, a mi criterio, el mejor de sus libros: Materia de Testamento. Me refiero al maestro y poeta chileno, Gonzalo Rojas. Mi primer poema comenzó simplemente como un ejercicio poético, como él lo llamaba. Mis primeros poemas fueron eso y creo todavía que lo siguen siendo, jeje, pero mejor. Sin Trompo de poner concluye con un poemario de 21 poemas donde la mujer es la figura redentora. La salvación del hombre. Es ella el réquiem de mis versos. En la narrativa me influenció el extraordinario cuentista y maestro Guillermo Samperio de quien aprendí a contar una historia con pocas palabras y una sonrisa.

MG: ¿Tienes un micro relato favorito en Sin trompo de poner?

PP: Hay varios. "La Toalla del baño", "Caballeras Afro” que nació en protesta a la naturaleza por mi calvicie luminosa. "Sin Tornillo", ”Reapertura" por ser una experiencia de mi padre. ”La Cola", "El Inodoro", "Desnudos", "Cirugía de Corazón Abierto", "Sobre el Mover Montañas" y muchos otros. No sé si esto sea normal, pero sigo leyendo los micro textos y a pesar de conocerlos y haberlos leído muchas veces, siguen haciéndome reír a carcajadas. Recuerdo una vez que mi esposa entró a la recámara preocupada porque estaba tarde para una reunión. Yo sin embargo, miraba el noticiero y engullía una jícama con chile y limón muy tranquilo recostado sobre mi almohada. Me metió al baño y luego a la secadora para que no llegara tarde. Allí mismo escribí de perfil y como pude: "La Secadora", jeje. Dentro de la poesía me gusta: "Te cantaré en Fenicio", "¿Qué puedo perder?" y "Tengo una Sirena".

MG: El título Sin Trompo de poner está muy conectado con el juego de los niños. ¿Por qué escogiste ese título?

PP: El título, es una metáfora de la vida. De niño recuerdo que siempre llevaba un trompo de poner o de "carne de cañon" para evitar que mi trompo nuevo fuese victimizado y castigado por el trompo ganador. Ese trompo de poner ya viejo, rústico, duro, descolorido, feo, averiado, daba siempre la cara por el trompo nuevo al recibir 100 picotazos del trompo "carnicero" de castigo armado con un enorme clavo para la batalla. Después, de varias derrotas, su cuerpo de trompo quedaba desfigurado o sino destruido para siempre, a causa de la saña con que se le castigaba. Con el tiempo, me pareció injusto todo esto. Pensé que el destino del trompo de poner, no debía de estar tan predeterminado. Tampoco me pareció que yo fuese el conducto, para perpetuar semejante injusticia. Cuestioné el estado privilegiado de mi trompo nuevo y colorido. Así que dije: o se pierde, o se gana y tiré el trompo de poner para enfrentarme cara a cara con mi contrincante arriesgándolo todo. Diríamos en inglés, "head on and facing the bull by the horns". De allí nace la metáfora hacia la vida y el título mismo del libro. Lamentablemente, en Estados Unidos ni los niños, ni los adultos jugamos al trompo por cuestiones de seguridad y "descalabro", peligro quiero decir. Los juegos de trompos, son románticamente espectaculares pero muy violentos a la vez. Propongo con este libro lo opuesto, jugar sin trompo de poner y enfrentar la vida de frente, sin miedo ni excusas. Sólo se vive una vez y se vive con toda la fuerza y optimismo posible. Nadie debe pagar por nuestras culpas. Nosotros somos quienes labramos nuestro propio destino. Debemos luchar aunque sean injustos los términos de la lucha; debemos triunfar en esta vida. Pero hay que hacerlo con optimismo y una amplia sonrisa Colgate.

MG: Piensas que existe una diferencia entre los escritos de los autores y el de las autoras.

PP: Me Parece que sí. Piensa en el libro de Laura Esquivel titulado Como Agua para Chocolate y sus suculentas y elaboradas recetas. Yo jamás hubiese escrito algo tan original ya que sólo sé freír frijoles y hervir huevos.

MG:¿A qué público van dirigidos tus textos? ¿Tienes un lector en mente? ¿Qué esperas de tu lectores?

PP:No hago excepción de personas. Me dirijo desde los niños hasta los abuelos enamorados. Siempre espero que el lector extienda sus manos abiertas en copa para vaciar mi vaso. Espero un lector con mente abierta. Le pido una oportunidad, para compartir mi mundo con él. Mi material aunque no lo parezca, trata de temas profundos y relevantes.

MG:¿Qué representa tu primer libro publicado para ti? ¿Tienes alguna anécdota que quieras compartir?

PP: La publicación de mi primer libro me causa una gran alegría. No fue fácil hacerlo. Pensé que nunca concluiría el proyecto. Recuerdo que en aquellos inicios, Guillermo Samperio  
y el poeta Fausto Vonbonek, revisaron algunos de mis primeros textos en la red. Gracias a ellos por ese ánimo que me dieron cuando en realidad el trabajo era "inferior". Ahora digo que si mi libro Sin Trompo de poner fuese lo único que hubiera publicado, me sentiría satisfecho. Pero creo que no lo será. Habrá más este año 2012 y tengo una novela en mente de aquí a algunos años. Agradezco a Gabriela D'Arbel e Ivette Medina por su trabajo de corrección de textos. Bueno, debo agregar que mi hija Marieanne de 7 años escribió varios textos en este libro. Su cuento "Mi último diente de Leche" es precioso. Lo escribió y ganó el premio de "Autora del mes" en su escuela Santiago. También publica aquí su poesía. Para mi eso es motivo de profunda satisfacción. El saber que mi pequeña hija, es una co-autora a tan temprana edad, me alegra. Deseo que esto inspire a todo joven escritor a hacerlo.

MG: En varias ocasiones has dicho: “Espero que mis textos enseñen a enfrentar la vida sin miedo; no hay razón para no ser feliz en ella. No hay excusa para no serlo ni trompo de poner alguno que tenga que pagar por nuestras culpas.” ¿Por qué llegas a esta conclusión?

PP: Por que la vida es lo que hacemos de ella. Al final de cuentas, no son las riquezas que acumulamos en esta vida, la fuente de la verdadera felicidad; sino lo que somos y en lo que nos convertimos en ella. Es la actitud y gratitud con que vivimos, la que determina nuestra felicidad. Nuestra familia está allí siempre en el centro de todo.

MG:-Noto tu espíritu lúdico y mucho humor en tus micro cuentos. Estos elementos, 
¿son innatos o adrede?

PP: Nada al azar. El humor me nace por naturaleza. Lo lúdico también. ¡Qué le voy a hacer¡. Sin embargo cuando escribo poesía, me parece que esos elementos desaparecen de mis escritos. Pareciera que la temática altera todo, dándole cabida a un tono sobrio y romántico que permea y atrapa mi espíritu.

MG:¿Por qué decidiste incluir algunos poemas como parte del texto Sin trompo de poner?

PP: Porque sin ellos, el libro hubiese estado incompleto. También porque mis lectores no se merecían menos. Sin Trompo de poner en sí, aunque su mayoría son textos narrativos, es un libro poético por excelencia, de pies a cabeza.

MG:-¿En qué nuevos proyectos estás trabajando?

PP: Estoy terminando un poemario titulado Réquiem del Amore. Allí recojo los 21 poemas que incluí en Sin Trompo de poner y agrego 79 poemas más. Se publicará este año. Le escribo a la mujer y su misterio. Por ella y por medio de ella viene la salvación del hombre. También me encuentro traduciendo Sin Trompo de poner al inglés. Espero tenerlo en circulación para fines de este año. La traducción se está convirtiendo en un nuevo reto que estoy enfrentando con la frente en alto y como decía, sin trompo de poner. Mi hija Marieanne y yo estamos animados y preparados para lo que el mundo nos traiga. Ella está trabajando ahora en su propio libro que estoy seguro será un éxito. Puedes obtener ya nuestro libro en www.sintrompodeponer.com . También hemos abierto una ventana en nuestro blog para darte acceso a parte de nuestro trabajo en www.paulpaniagua.blogspot.com y en www.facebook.com/sintrompodeponer . ¡Visitanos!

MG: Muchas gracias por este diálogo. Les deseo mucho éxito a ti y a tu hija Marieanne.